Seite auswählen

Este año en la empresa UTT se celebró el vigésimo primer día de la salud para sus empleados. Platicas, puestos informativos y actividades hicieron este día muy atractivo para todos los empleados.

El médico de planta Dr. Donner vacunó a todos los empleados contra la gripe, como todos los años.

El seguro “Techniker Krankenkasse” ofreció análisis para comprobar el estado de la barriga frente a los músculos de la espalda. Además dispusimos de una T-wall, un juego luminoso que pone a prueba los reflejos de los que se atreven a probarlo.

Tuvimos la fortuna de contar con la presencia de dos terapeutas de Krumbad, un balneario curativo. Martin Schmid y Birgid Harder dieron valiosos consejos a los empleados para evitar y/o curar dolores físicos causados por sobrecargas. Nuestro socio Fitness Park (un gimnasio de Krumbach) puso a nuestra disposición un aparato para ayudar con las espaldas cargadas y adoloridas.

El desafío llegó con el puesto de AOK, donde con el cuerpo caliente y estirado, hubo competencias, poniendo a prueba los reflejos de cada trabajador. La prueba que resultó la más complicada: la slack-line, una cinta a 20 cm del suelo. La prueba consistía en caminar por dicha cinta sin perder el equilibrio. Lamentablemente el único que superó la prueba fue el encargado de AOK.

Después de toda la actividad, llegó la hora del descanso con una del Sr. Plaz-Sponagel, un economista especializado en deportes. Sobre todo iba enfocado en la reducción del estrés gracias a la práctica del deporte. Ya solamente depende del tipo de persona, que se adecua más el deporte de resistencia o el explosivo.

El higlight del día lo patrocinó el club de tiro con arco BSC Hohenraunau. El Sr. Peter Schneider puso a todos los presentes en buena forma e hizo de ellos unos temidos indios con arco y flecha. Y como los “indios no sienten dolor”, los valientes ignoraron los maratones y siguieren los disparos.

Para recargar las energías, todos disfrutaron de la comida recién preparada: Pollo al curry rojo tailandés, verduras del wok y arroz basmati. Para seguir con lo saludable el postre se sirvió en forma de coctel de frutas, ligero y riquísimo.